Guía completa de Cuidados del tatuaje

Un tatuaje es más que una simple obra de arte y es una forma de afirmar tu estilo personal. Es un procedimiento que debe ser hecho con profesionalismo, porque el artista usa una aguja para insertar la tinta debajo de la piel, y cada vez que abres la piel, te vuelves vulnerable a las cicatrices y las infecciones. Si quieres encontrar una guía buenísima  de cómo cuidar tu tatuaje este blog es el indicado para ti. Aquí en este blog hicimos una recopilación de información sobre los cuidados del tatuaje, antes, durante y después de hacerte uno de ellos, para que puedas hacer que tu tatuaje cicatrice bien y puedas conseguir que tu tatuaje se vea maravilloso . Así que es una buena idea que sigas leyendo este blog y disfrutando de todo lo que te contamos aquí.

Guía completa de Cuidados del tatuaje

Cuidar tu tatuaje puede prevenir complicaciones y garantizar que se cure y cicatrice correctamente. Es importante que sepas que al hacerte un tatuaje debes tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de cuidarlo. Además de acudir a un artista del tatuaje con licencia y una buena reputación, debe cuidar su nuevo tatuaje en casa. Es una buena idea que sigas leyendo esta guía completa de cómo cuidar el tatuaje antes, mientras y luego de hacértelo en tu piel.

Cómo cuidar tu tatuaje luego de hacértelo

El cuidado posterior comienza tan pronto como se realiza el tatuaje. El artista debe aplicar una fina capa de ungüento de petróleo sobre el tatuaje y luego cubrir el área con una venda o envoltura de plástico. Esta cubierta evita que las bacterias entren en tu piel y también protege el tatuaje de rozar su ropa e irritarse.

Es importante que mantengas el apósito puesto durante unas horas, lo que ayudara a absorber cualquier fluido o exceso de tinta que se filtre del tatuaje. Después de unas horas, puedes quitar el vendaje. Es importante lavarse las manos primero con agua tibia y jabón, y luego lavar suavemente el tatuaje con agua y jabón sin perfume. Por ultimo secar la piel con un paño suave, y aplicar una pequeña cantidad de pomada de petróleo al tatuaje. Puedes quitarte el vendaje en este punto para que su piel respire.

Ver También  Tatuajes en el Antebrazo ideas y diseños increibles

Mientras su tatuaje sana, usted debe:

  • Es aconsejable usar ropa protectora contra el sol cuando salga a la calle.
  • Si tiene signos de infección u otros problemas en su tatuaje llame a su medico o a su tatuador profesional.
  • Es importante no cubrir el tatuaje con protector solar hasta que esté completamente curado.
  • No debe rascarse la piel o rascarse el tatuaje.
  • No debe usar ropa ajustada sobre el tatuaje.
  • No es aconsejable ir a nadar o sumergir su cuerpo en agua por un largo tiempo.

Cuidados posteriores del tatuaje día por día

La rapidez con la que se cura el tatuaje depende del tamaño de su tatuaje y de la cicatrización que tenga tu piel. Los tatuajes más grandes permanecerán rojos e hinchados por más tiempo, ya que causan más trauma en la piel. A continuación te vamos a contar información de cómo cuidar tu tatuaje día a día para que puedas hacerlo si tienes un tatuaje en tu piel recién hecho.

Día 1

El día uno volverás a casa con una venda sobre tu tatuaje. Después de unas horas, puedes sacar esta venda, pero es importante pedirle a tu tatuador profesional detalles sobre cuánto tiempo esperar antes de sacártela. Una vez que te quitas el vendaje, probablemente notarás que el tatuaje exuda líquido. Esto es sangre, plasma la parte trasparente de la sangre y algo de tinta adicional. Esto es normal, y también lo es que su piel este roja y adolorida. También puede sentirse un poco cálido al tacto. Por ultimo, con las manos limpias, lave el tatuaje con agua tibia y un jabón sin perfume. Luego aplicar una pomada de cicatrización y dejar el vendaje para que el tatuaje pueda sanar.

Días 2 a 3

Durante estos días tu tatuaje tendrá una apariencia opaca y turbia. Esto sucede cuando su piel sana y las costras comenzarán a formarse. Es importante lavar el tatuaje una o dos veces al día y aplicar una crema hidratante sin perfume ni alcohol. Cuando te lavas, podrías notar que algo de tinta corre por el fregadero. Esto es solo un exceso de tinta que sale de tu piel.

Días 4 a 6

Durante estos días el enrojecimiento debería comenzar a desvanecerse. Probablemente notarás una ligera costra sobre el tatuaje. Las costras no deberían ser tan gruesas como las costras que obtienes cuando te cortas, pero se levantarán un poco de tu piel. No toque las costras, esto puede causar cicatrices. Sigue lavando tu tatuaje una o dos veces al día y aplica crema hidratante luego.

Ver También  Tatuajes en el Cuello y su Significado

Días 6 a 14

Durante estos días las costras se han endurecido y comenzarán a desprenderse. No los molestes ni trates de quitárselos, déjalos salir de forma natural. De lo contrario, podría sacar la tinta y dejar cicatrices en tu piel. En este punto, tu piel puede sentir mucha picazón lo que indica que se esta cicatrizando muy bien. Para calmar esta picazón frota suavemente una crema hidratante varias veces al día para aliviar el picor. Si tu tatuaje todavía está rojo e hinchado en este punto, es posible que tenga una infección, por lo que debes regresar a tu artista o consultar a un médico.

Días 15 a 30

En esta última etapa de curación, la mayoría de las costras grandes desaparecerán. Es posible que todavía vea algo de piel muerta, pero con el tiempo también debería desaparecer. El área tatuada aún puede verse seca y sin brillo. Es importante seguir hidratando hasta que la piel se vea hidratada nuevamente. Para la segunda o tercera semana, las capas externas de la piel deberían haberse curado. Pueden pasar de tres a cuatro meses para que las capas inferiores se curen por completo. Al final de su tercer mes, el tatuaje debería verse tan brillante y vívido como el artista pretendía.

Consejos para el cuidado posterior del tatuaje a largo plazo

Una vez que su tatuaje se ha curado, es importante tener en cuenta el mantenimiento. Aunque no tienes que cuidarlo específicamente después de tres o cuatro meses, hay cosas que puedes hacer para evitar que la tinta se degrade.

  • Es importante mantenerlo limpio. Para ello debes lavar la piel diariamente con un jabón suave y sin perfume.
  • Es importante mantenerlo hidratado. Para ello debes beber mucha agua para mantener su piel hidratada.
  • Es importante tener en cuenta lo que te pones. Use ropa suave y evita telas rayadas, como la lana, que pueden dañar el arte de tu tatuaje.
  • Es aconsejable evitar el exceso o la pérdida de peso, ya que esto podría estirar o distorsionar el tatuaje y hacer que su diseño cambie.
Ver También  Tatuajes Temporales

Productos para el cuidado posterior del tatuaje

Cuidar tu tatuaje es importante y aquí te queremos contar como hacerlo. Es importante usar un jabón suave sin perfume o un limpiador de tatuajes especialmente formulado para limpiar el área. Su artista del tatuaje puede recomendar un limpiador específico para tatuajes.

Para los primeros días, se debe usar una pomada a base de petróleo para ayudar al tatuaje a sanar. La vaselina de grado cosmético es buena para tu tatuaje ya que no obstruirá los poros y no causará infecciones. Pero solo se debe aplicar una capa delgada, ya que poner una capa demasiado gruesa no permitirá que su piel respire.

Después de aproximadamente dos días, puedes cambiar a un humectante regular. Elijas lo que elijas, es importante asegurarte de que no tenga fragancia y que no contenga aditivos, como tinte de color, que podrían resecar tu piel. Cuando lo cuidas, tu tatuaje puede ser muy brillante.

Posibles efectos secundarios y complicaciones

Durante los primeros días después de hacerse el tatuaje, su piel puede estar roja, con picazón y dolor. Puede notar un exceso de tinta, junto con sangre y líquido, que se escapa de su piel pero esto es normal. Si comienza a experimentar síntomas de cualquiera de las siguientes complicaciones, consulte a su médico:

Infección: un tatuaje que no se cuida adecuadamente puede infectarse. La piel infectada será roja, cálida y dolorosa. También puede derramar pus. Si el equipo o la tinta que usó su artista estaban contaminados, podría contraer una infección transmitida por la sangre, como hepatitis B o hepatitis C, tétanos o VIH. También ha habido informes de otras infecciones, como infecciones de la piel por micobacterias que se transmiten a través de tatuajes.

Reacción alérgica: si eres sensible a la tinta que usó tu artista, puedes desarrollar una reacción cutánea roja y con picazón en el sitio. Los tintes rojo, verde, amarillo y azul son los más propensos a causar una reacción.

Cicatrices: el daño causado por la aguja o por pincharse el tatuaje puede hacer que su cuerpo produzca tejido cicatricial. Las cicatrices pueden ser permanentes.

No olvides dejar tu comentario acerca de la información que te regalamos en este blog..

Loading Facebook Comments ...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.